Inicio > bofh > ¡Hola mundo!

¡Hola mundo!

Como el ave Fénix resurgiendo de sus propias cenizas, envuelto en la ira abrasadora del purificador fuego, escribo éste mi primer artículo para anticiparos de qué tratará “Malevolent contra el mundo“.

Uno es de vocación informático, y de oficio, puta de las baratas. Soy un individuo de unos treinta años cuya formación ha ido pasando de la electrónica industrial a los sistemas informáticos, pasando desde las telecomunicaciones a la programación, así como de los diferentes sistemas operativos, redes, seguridad, encriptación y demás frikadas relacionadas… treinta años dan mucho de sí, sobretodo si empiezas a trastear con tu Amstrad CPC 464 a los ocho añitos y desde entonces no haces más que profundizar en el mundo de los ordenadores y todo lo que les rodea.

Hace unos ocho años que me gano las habichuelas con ello, y los últimos cinco años, como administrador de sistemas… Administrador de Sistemas. SysAdmin… suena imponente, ¿verdad? Suena a que eres el que dirije el cotarro de toda una empresa, como que por encima tuyo tan solo está $DEITY, y el $BOSS, en ese orden. Y puede que algún agraciado se encuentre en esa situación, que le puede vacilar a toda la empresa (excepto al $BOSS, claro) sin pudor ni temor a que nadie le diga nada ni que hayan represalias.

Quizás esos SysAdmins son unos ingenieros de primera, así como el pilar maestro de su empresa, que si no estuviesen, el que viniera, entre pitos y flautas, se pasaría meses poniéndose en situación.

Pero ese no es siempre el caso. De entrada para mi la definición de SysAdmin sería:

SysAdmin (s): Dícese de aquél individuo que no ha recibido entrenamiento alguno por ser infrapagado en hacer lo imposible con lo obsoleto.

Yo por ejemplo no he acabado la carrera, tampoco es que me importe, porque le puedo pasar la mano por la cara a muchos ingenieros despues de habérmela pasado por el culo y a ellos les olería a rosas, pero eso hace que el trabajo de SysAdmin que tanto me mola acabe degenerando en el puñetero BOFH que soy.

Aunque al mal tiempo hay que ponerle buena cara, o eso dicen, y es por ello que a ser BOFH le veo dos partes positivas: la primera es que en el fondo continúo siendo el SysAdmin y realizo las funciones que pertocan a ese oficio, con la dificultad añadida de curtirme en veintemil batallas diarias dando el temido y nunca bien ponderado soporte a usuario final. De esta forma, cuando algún día, y se que ése día llegará, me tenga que dedicar a realizar sólo tareas de SysAdmin, me sobrará tiempo para poder hacer cualquier cosa, como sacarme lo que me queda de carrera o jugar al xtanks en el trabajo, por ejemplo

Por otro lado tendré material más que de sobras para poder redactarlos en este blog, porque por muy mal que pienses, por mucho que te lo esperes, aunque creas que ya lo has visto todo o al menos lo relacionado con los lusers, éstos _NUNCA_ dejan de sorprenderte. Son los que dan color y alegría al día a día y la excusa perfecta para escribir otro blog más en la red en el tono de Simon Travaglia, sin desmerecer por supuesto a los que ya hay, que me han hecho partirme de risa y me han proporcionado horas y horas de risa histérica y de muy buenos momentos.

Inspirado en ellos y en ese mismo tono jocoso, este blog tratará de haceros pasar un buen rato, espero que os guste.

¡Saludos!

Malevolent.

Anuncios
Categorías:bofh
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: